Que vienen las Bodas ¡¡¡¡ Moda, Estilo, Protocolo… y unas son–risas. (Parte 2ª)

Estamos en el siglo… y posiblemente en el inicio del milenio de la Mujer. Por ello seguimos hablando de ellas y un poco menos de los chicos:

La madrina, es el personaje más importante en la boda después de la novia. Por ello su vestido nunca opacará o disputara protagonismo al de la novia. A no ser que esta sea una bruja y quieras amargarle el día. Nada de colores crema claros y menos aún el blanco, a no ser que la bruja seas Tú. Ahora bien si todo es como debe de ser, llevara un vestido corto si la boda es de día y uno largo para las bodas celebradas por la tarde noche, siempre elegantes.
El pelo, como mínimo, con un recogido sencillo. Nada de melenas al viento. Si la ocasión lo amerita se complementara el peinado con un bonito tocado, o peinetas y mantillas. Estas últimas siempre con manga larga o francesa, siendo el vestido de una sola pieza.
Las pamelas (me chiflan), chic y misteriosas. En invierno de raso y en verano de rafia. Nunca serán mas grandes que el ancho de los hombros, para no “zumbarle” al de al lado.
Los complementos los elegiremos nada exagerados y bien combinados, que no parezcamos arbolitos de navidad.
Los escotes, tapados-cubiertos en la iglesia para no herir sensibilidades. Ya en el cóctel es otra cosa, especialmente si queremos que la próxima boda sea la nuestra.
Las minis, las reservamos para las rubias que se casan con viejecitos a punto de m…

Chicos

El padrino, si es Don Corleone le dejaremos que se ponga lo que le venga en gana, no sea que se enfade y luego salga del pastel de bodas un fulano disparando.
Si es una persona de bien como nosotros, debe vestir según el código de protocolo del novio, por ejemplo si el novio usa chaqué, también lo hará el padrino. Jamás le “hara sombra”.

Seguiremos hablando…
Tags from the story
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.