Esperanza Aguirre en Vanity Fair. Una estrella en la noche de la mediocridad que nos ha tocado vivir.

Hace muy poco, con motivo de los Premios Internacionales Yo Donna, tuvimos la oportunidad de alabar la esplendida madurez y la belleza de Esperanza Aguirre. Atributos que si no estuviesen acompañados de una gran inteligencia y capacidad para el trabajo no valdrían los pixels en que están descritos. Pero como obras son amores, por sus hechos la reconocemos.

La nobleza, bien entendida, nos impele a mencionar la interesantisima entrevista que tan importante publicación, Vanity Fair nada más y nada menos, hace a la Presidenta de todos los y las madrileñ@s.
Aparte de las perfidias del componente político de la vida pública, la gran CLASE (con mayusculas) de Esperanza Aguirre brilla por encima de la mediocridad reinante.
Muchas monas sueltas hay que se visten con sedas de dudoso diseño… para luego regalarnos con publicos bostezos en los puestos de trabajo que pagamos los ciudadanos.
Como ciudadano madrileño, hijo de la República de Chamberi, que mejor que Esperanza Aguirre siga al mando de nuetra nave común. Aunque sí en su sino aparecen otros entuertos que resolver… Tengo la firme confianza de que lo hará igual de bien y hasta en inglés.
Tags from the story
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.