El glamour de “Opheliaislost”, abanderada de una tendencia que cada día gana mas adeptos. COMPRAR EN SHOWROOM ¡¡

Hace muy poco tuvimos el placer de contar con una de sus creaciones para el editorial de Elige Madrid con Eva Marciel. Ophliaislost nos ha seducido por el fresco romanticismo de su diseño y por sus elegantes líneas. ( http://www.opheliaislost.com )
El alma de esta firma la componen  Carmen y Ana Muñoz, de 30 y 33 años respectivamente. 
Carmen compatibilizó su Diplomatura en Óptica y Optometría con estudios de Diseño de Moda y Patronaje Industrial. Los complementó con cursos monográficos en Sant Martins College of Art & Design en Londres y un Postgrado en Cool Hunting. Desarrolló su carrera profesional trabajando en Pepe Jeans y fabricantes relacionados con el grupo Induyco y Cortefiel.
Ana, Licenciada Administración y Dirección de Empresas, tiene experiencia en marketing y ventas y ha desarrollado su carrera profesional con editores de software de gestión integral para empresas del sector de la moda.  Un mix lleno de arte y trato exquisito  del que Aloastyle y Elige Madrid dan Fé.
Sus creaciones las podemos encontrar en su coqueto showroom de la Calle Avila, 27 de Madrid. 
Ir de compras a un showroom es algo que cada día gana más adep@s, unos van porque están hartos de la voraz estandarización del low cost, otros por estar hartos de la “estandarización” de las superfirmas, los más por hartazgo de las cosas asiaticas que duran dos días.
La verdad es que te atienden en un ambiente relajado, con la exclusividad de ir con cita previa y tratar de una forma personalizada y relajada. Los tesoros a encontrar…  nuevos diseñadores, firmas alternativas, microcoleciones etc.
 Para este invierno Ophelia is lost nos propone una atmósfera que combina tejidos de lujo (terciopelo de seda, otomán, gasa satén de seda, muselina y tul bordados con pailletes, organza, chanel con lurex) y tejidos confortables (espigas de lana, franela, cuadrillé, algodón) decorados con cintas de raso, trenzas de piel, vivos satinados, botones y cinturones bordados. Un cóctel de texturas satinadas, lanas y efectos metalizados. De estampados florales, lisos, flocados y jacquares. Los vestidos, mini, fourreau o bombón, son los protagonistas principales, aunque los cálidos y lujosos abrigos y chaquetas juegan un
papel fundamental mientras que los cuidados shorts, cuerpos y faldas ponen la guinda a este elenco. Se mezclan las líneas fluidas de volantes y frunces con los cortes estructurales donde resaltan los hombros
cuadrados o redondos. Arquitectónicas lazadas y pliegues dan forma a las prendas y les confieren un aire elegante y único.
Este es el guión… pero la mejor forma de conocerla es verla, probarla y tenerla. Una imagen vale más que mil palabras.
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.